Nuestro Blog

Un punto de encuentro con nuestros pacientes.

“Las células madre, sinónimo de vida y protección”

By: | Tags: , , , | Comments: 0 | noviembre 8th, 2018

Las células madre procedentes de la sangre del cordón umbilical  son un tipo de células que se caracterizan por su bajo nivel de desarrollo, lo que las dota de unas propiedades extraordinarias para la generación de nuevas células. En la actualidad, el trasplante de células madre de la sangre del cordón viene siendo una alternativa cada vez más utilizada en medicina, en detrimento del trasplante de médula ósea.

A día de hoy, se conocen más de 80 enfermedades tratables con trasplantes de células madre de la sangre del cordón umbilical, como pueden ser la anemia de Fanconi, el linfoma no-Hodgkin, la leucemia mieloide o tumores sólidos como el neuroblastoma, entre otras.

Sin embargo, más allá de las ya importantes aplicaciones actuales, el valor potencial de las células madre de la sangre y del tejido del cordón umbilical, aumenta a medida que avanzan las investigaciones científicas, que apuntan a que en un futuro podrán ser utilizadas para la regeneración de corazones infartados, de tejido hepático, de tejido nervioso y para la formación de vasos sanguíneos, entre otros.

El cuerpo humano está formado por billones de células, todas ellas desarrolladas a partir de las células madre las cuales, a su vez,  proceden del óvulo fecundado y forman el inicio de la gestación del embrión.

Las células madre son únicas, capaces de generar cualquier célula, origen de los tejidos del  organismo y se clasifican en dos grandes grupos:

o   Células madre embrionarias: Se encuentran en el blastocito embrionario a los 4-7 días de edad y tienen la capacidad de llegar a formar cualquier tipo de célula plenamente diferenciada del organismo.

o   Células madre adultas: Son las encargadas de regenerar el tejido dañado organizando el proceso de curación. Podemos distinguir entre ellas dos grandes grupos: 1) células madre hematopoyéticas (HSC) que son las encargadas de la formación de las células sanguíneas (glóbulos rojos, blancos,  plaquetas, etc.) siendo las más conocidas y empleadas en el tratamiento de enfermedades y 2) células madre mesenquimales (MSC) encargadas de la formación de todos los demás grupos celulares como pueden ser cartílagos, huesos, células cardíacas, pulmonares, neuronales, pancreáticas, hepáticas, etc.

La ciencia ha identificado en las células madre del cordón umbilical, aún siendo células madre adultas, propiedades similares a las células madre embrionarias capaces de originar diferentes tipos de tejidos y células sin que el uso de las mismas suponga ningún conflicto ético.

Las células madre del cordón umbilical presentan una capacidad de auto-renovación (para dividirse y generar una nueva célula) y de diferenciación (para transformarse en un nuevo tejido) superiores al resto de células madre adultas, lo que lleva a los expertos a tratarlas incluso como un grupo aparte, por ello se la sitúa entre las células madre embrionarias y las células madre adultas.

Las células madre obtenidas del cordón umbilical tienen más beneficios que las de la médula ósea o de la sangre periférica debido a que son inmunológicamente inmaduras, lo cual hace que requieran un menor grado de compatibilidad, al ser menos inmunogénicas, con familiares directos del bebé. Además, estas células madre son más jóvenes y no han sido expuestas a virus externos. La sangre del cordón umbilical (SCU) es una fuente más efectiva de obtención de células madre debido a que se necesitan 10 veces menos células madre hematopoyéticas (CD34+) si proceden de SCU que si proceden de sangre periférica o de médula ósea y por un menor riesgo y gravedad de padecer la Enfermedad de Injerto contra Huésped (GvHD).

Por otra parte, los resultados de numerosas investigaciones han demostrado que las células madre de la sangre del cordón umbilical presentan una mayor plasticidad, están menos especializadas y, además, pueden proliferar con más rapidez que las células madre derivadas de la médula ósea o de la sangre periférica. Esto permite que la compatibilidad requerida por las células madre de la sangre del cordón en caso de trasplante no deba ser tan elevada como en los otros casos mencionados.

La criopreservación de las células madre de la sangre del cordón umbilical evita que avance su desarrollo y que se puedan dañar en etapas posteriores. Las células madre del cordón umbilical pueden utilizarse para uso intrafamiliar ya que existe un 25% de probabilidad de compatibilidad total entre hermanos y un 50% de compatibilidad con los padres. La similitud de HLA juega un papel crucial en  evitar el rechazo del trasplante, en la incidencia y gravedad de la Enfermedad de Injerto Contra Huésped en la supervivencia del paciente después del trasplante.

Si deseas más información sobre la conservación de las células madre del cordón umbilical de tu bebé, llámanos al 687 510 565 o escríbenos a amarina@sevibe.es y nuestra Asesora en Madrid, Almaïs Marina, te informará.
También puedes informarte en el 900 906 901.

www.sevibe.es

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. e información sobre LSSI


ACEPTAR
Aviso de cookies